Radiografía dental digital

Radiografía dental digital

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

El nuevo aliado de la Odontología

Por: Dra. Andrea Suárez Sanquiz

Los avances tecnológicos digitales han producido gran impacto en el campo de la radiología dental. Esta nueva era de información ha permitido desarrollar la mejor tecnología en equipos radiológicos aplicados a la odontología, en donde ya no existe la necesidad de un procesamiento químico de las películas para su posterior revelado. Sensores de imagen y sistemas computarizados permiten realizar la toma de estos estudios en un período de tiempo reducido tanto para el operador como para el paciente.

En la práctica odontológica, la radiología dental y maxilofacial constituye una herramienta indispensable para el diagnóstico de cualquier tipo de alteraciones funcionales, congénitas o estructurales a nivel dentario, óseo y de tejidos blandos.

A diario, el ser humano está expuesto a la radiación ambiental, radiación solar, radiación por artefactos de uso cotidiano como los teléfonos inalámbricos, los televisores, los ordenadores, entre otros. Toda esta emisión de energía se conoce como radiación ionizante.

Los rayos X son un tipo de radiación ionizante que, como toda radiación, puede llegar a ser peligrosa ocasionando cambios en los tejidos vivos. Sin embargo, la cantidad de radiación utilizada en odontología es muy pequeña. Hoy en día nuestros equipos están diseñados para reducir considerablemente los tiempos de exposición y las dosis de radiación. Inclusive, existen alternativas de estudios para aquellos pacientes con requerimientos especiales. Por ejemplo: una radiografía panorámica convencional para un paciente adulto tiene una duración de 14 segundos con una dosis de radiación de 15 mA (miliamperios) y para un paciente menor de diez años de edad, el tiempo de exposición es de 11,5 segundos bajando la dosis de radiación considerablemente a 8 mA (miliamperios).

Una radiografía dental o maxilofacial es una imagen fotográfica producida por la incidencia de rayos X. Son un componente necesario para el diagnóstico y tratamiento del paciente, de esta manera el profesional podrá identificar trastornos y alteraciones que en el examen clínico no se aprecian.

Estos estudios sirven para evaluar lesiones y trastornos en dientes huesos y tejidos blandos. Muchas enfermedades y alteraciones no producen signos ni síntomas clínicos y se descubren exclusivamente por medio de las radiografías. Igualmente se puede confirmar la existencia de enfermedades sospechadas, localizar lesiones y cuerpos extraños, ofrecer información durante el tratamiento dental de rutina, evaluar el estado de los dientes y huesos durante el crecimiento y desarrollo del paciente, observar cambios producidos por traumatismos, caries y enfermedad periodontal, realizar comparaciones durante un tratamiento, entre otros.

El estudio de rutina es la radiografía panorámica. Se utiliza para examinar el maxilar superior e inferior, ATM ( articulación temporomandibular), senos maxilares y otras estructuras. Se emplea con el propósito de evaluar patrones de erupción dentaria, crecimiento y desarrollo maxilar; dientes impactados o retenidos, enfermedades, lesiones y trastornos de maxilares, la extensión de lesiones quísticas o tumorales, traumatismos, entre otros. Sin embargo, esta radiografía no permite ver detalles para conocer con precisión la existencia o evolución de caries dentales, enfermedad periodontal ni lesiones periapicales.

Los riesgos que producen las radiograflas dentales no son significativamente mayores que los peligros que crean otras actividades diarias de la vida moderna.

El empleo adecuado de las radiograflas permite que el profesional pueda diagnosticar a tiempo. La prevención es clave en aquellos casos en donde se pueda evitar someter al paciente a algún procedimiento innecesario.

Algunas de las enfermedades, lesiones y trastornos más frecuentes que se observan en las radiografías, son las siguientes:

  • Dientes faltantes (agenesia)
  • Dientes extras (supernumerarios)
  • Dientes impactados o retenidos
  • Raíces retenidas
  • Caries dentales
  • Enfermedad periodontal
  • Arlomanas dentales y maxilofacial
  • Quistes y tumores

RECOMENDACIONES:

    • Solicitar algún sistema de protección a la hora de realizar un estudio radiográfico, como el uso del mandil de plomo con collar tiroideo.
    • Se debe evitar la radiación en mujeres embarazadas sobretodo durante el primer trimestre de gestación. Es necesario evaluar la relación riesgo-beneficio en estos pacientes y determinar junto con el profesional si el caso amerita la toma de la radiografía o no.
    • Para aquellos pacientes menores de 10 años, solicitar una opción que permita reducir tiempos y dosis de radiación.
    • Cualquier estudio radiográfico dental y maxilofacial debe ser realizado en un centro especializado y capacitado para evitar radiaciones innecesarias.

DRA. ANDREA SUÁREZ SANQUIZ
Odontólogo egresada de la Universidad Central de Venezuela. Especialista en Ortodoncia y Ortopedia Maxilar de la Universidad de Buenos Aires, Argentina. Directora del Centro Radiológico Dental SUVEXE, Puebla, Pue.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

One Response to Radiografía dental digital

  1. Es increíble cuánto ha avanzado la tecnología, después ya solo van a tener que tocar a la puerta para que me hagan una cirugía a domicilio, felicidades por el trabajo y por preocuparse por sus clientes.
    saludos.

Deja un comentario

Nombre*

Correo electrónico* (jamás publicado)

Web