Radiografía Carpal

Radiografía Carpal

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

“La mayoría de los pacientes en crecimiento presentan alguna discrepancia en la edad cronológica y la edad ósea”

La radiografía carpal o de la mano es el método de diagnóstico más usado y aceptado para determinar el nivel de maduración ósea de un individuo. Es un estudio que se utiliza para evaluar la edad ósea del paciente y poder establecer una relación con respecto su edad cronológica con el fin de determinar el nivel de desarrollo y maduración. Asimismo,permite diagnosticar trastornos de desarrollo asociados a factores endocrinos y alteraciones genéticas.

 

La edad ósea se determina en la radiografía carpal por el grado de mineralización de los huesos de la mano y de la muñeca (huesos del carpo, metacarpo y falanges de los dedos). Se analizan radiográficamentelos centros epifisiarios de osificación, es decir el desarrollo de estos huesos, los cuales deben ser comparados con las normas existentes para cada edad y sexo. Este estudio por lo general se realiza en la mano izquierda pues en la mayoría de los pacientes es la mano menos dominante y el desarrollo óseo no se ve afectado por factores externos.

La mayoría de los pacientes en crecimiento presentan alguna discrepancia en la edad cronológica y la edad ósea, por lo que es de gran importancia realizar este estudio para que el ortodoncista y el odontopediatra puedan modificar el crecimiento facial del paciente, bien sea frenándolo, acelerándolo o redirigiéndolo hacia un valor normal.

 

Los patrones de osificación esqueletalya establecidos científicamente, se utilizan para establecer la edad ósea. Son indicadores del momento en que va a comenzar la etapa prepuberal, del punto máximo de crecimiento, y de la disminución de este pico de crecimiento. Los brotes de crecimiento prepuberal dependen del sexo y varían en relación con la edad cronológica. Estas variaciones determinan la velocidad y duración del proceso de crecimiento.Generalmente, el brote de crecimiento puberal se inicia en las niñas, entre los 10 y 12 años de edad, y en los varones, entre los 12 y 14 años de edad, con un margen variación de 3 a 6 años.

“la radiografía carpal juega un rol importante para determinar el estado de maduración ósea del paciente”

La edad ósea debería coincidir con la edad cronológica. Cuando esto no ocurre, significa que aún falta tiempo de mineralización ósea para llegar al nivel de crecimiento ideal.Una discrepancia considerable entre la edad carpal y la edad cronológicaindica que puede existir un problema de crecimiento. Esta desviación es de +- 2 años entre la edad cronológica y la edad ósea.

Al analizar la radiografía y establecer la etapa de desarrollo en la que se encuentra el paciente, se determina qué tan cerca está de su punto máximo de crecimiento. En este punto, se evidencia la mayor aceleración del crecimiento facial, por lo que es el momento indicado para establecer el correcto tratamiento odontológico, ya sea de tipo ortopédico, ortodóncico o quirúrgico.

La maduración ósea es un proceso continuo y el crecimiento es una variable crítica en la odontología, en donde el correcto diagnóstico óseo determina si el plan de tratamiento pudiera involucrar ortopedia, ortodoncia, cirugía maxilofacial, extracciones dentarias entre otros.

CONCLUSIONES:

  1. La radiografía carpal permite confirmar el diagnóstico de variantes anormales de crecimiento, como por ejemplo, baja estatura y retraso general de crecimiento.
  2. El crecimiento y desarrollo óseo están determinados genéticamente. Sin embargo, existen factores nutricionales, ambientales, socioeconómicos y endocrinos que influyen en la normalidad de todos estos valores.
  3. En algunas especialidades odontológicas como lo son la ortodoncia y odontopediatría, la radiografía carpal juega un rol importante para determinar el estado de maduración ósea del paciente, ya que de esto depende el diagnóstico y el plan de tratamiento.
  4. El nivel de maduración ósea ayuda a determinar cuál es el tipo de tratamiento que se debe aplicar (ortodóncico, ortopédico o quirúrgico) y cuál es el momento más oportuno para realizarlo.
  5. La dosis de radiación y el tiempo de exposición de este estudio es menor que en una radiografía panorámica convencional.
  6. La radiografía de la mano y muñeca permite visualizar 27 huesos pequeños todos en un orden de osificación totalmente predecible.

Dra. Andrea Suárez Sanquiz
Master en Ortodoncia y Ortopedia Maxilar

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Deja un comentario

Nombre*

Correo electrónico* (jamás publicado)

Web