Quistes en los senos maxilares… Un hallazgo a veces inadvertido

Quistes en los senos maxilares… Un hallazgo a veces inadvertido

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Los senos maxilares son cavidades huecas que se encuentran dentro de los huesos del maxilar superior (a cada lado de las fosas nasales y por debajo de las cavidades oculares). Cumplen la función de servir como caja de resonancia de la voz, disminuir el peso del cráneo y promover el desalojo de infecciones.

Un quiste de seno maxilar es una protuberancia o bolsa que se forma en las cavidades de los senos maxilares. Esta patología se origina a causa del bloqueo de los conductos excretores de las glándulas mucosas, formando pequeñas bolsas o quistes. Pueden aparecer en un solo lado o ser bilaterales.

En casos pocos frecuentes, la extirpación quirúrgica del quiste es el único tratamiento eficaz.

Los quistes de senos maxilares se pueden producir por:

• Infecciones o inflamaciones de los senos paranasales, como sinusitis.
• Alergias de las vías nasales, como rinitis.
• Crecimiento anormal de tejidos (neoplasias).
• Heridas quirúrgicas, como complicaciones de cirugías de sinusitis crónica o de terceros molares (muelas de juicio).
• Traumatismos o fracturas faciales.

¿Cuántos tipos de quistes maxilares existen?

Quistes de retención mucosa o quistes secretorios: Se desarrollan debido un bloqueo parcial del conducto de la glándula seromucosa (retención mucosa), contienen fluido traslúcido o viscoso y si se rompe la capa que cubre, se libera secreción irritante para los tejidos vecinos.
Quistes no secretorios: Se caracterizan por una inflamación en el tejido de recubrimiento del seno maxilar producto de una infección o alergia. Esto provoca el crecimiento de quistes sin recubrimiento.
Mucoceles maxilares: Aparecen como consecuencia de lesiones en los senos paranasales. Pueden ser primarios debido a enfermedades inflamatorias o neoplasias, y secundarios como consecuencia de heridas quirúrgicas. Su pared está constituida por mucosa y su contenido es un líquido de consistencia espesa. Producen aumento de presión y por tanto la dilatación de la pared del seno. Si el quiste es muy grande puede llegar a sentir pesadez en la cara, congestión nasal o dolores en la cara y en los dientes.

¿Qué síntomas podría presentar si tengo un quiste maxilar?

En la mayoría de los casos, un quiste de seno maxilar es asintomático, sin embargo, pueden aparecer algunos de estos síntomas si su crecimiento es rápido:

• Dolor de cabeza.
• Mareos.
• Dificultad para respirar.
• Dolores agudos en rostro (neuralgia facial).
• Dolor dental.
• Secreción de líquido por el oído (otitis media serosa).
• Disminución de la visión (neuritis óptica).
• Parestesia (sensación de quemadura, pinchazos, hormigueo o adormecimiento).
• Secreción nasal
• También puede presentarse hinchazón en los pómulos u otras zonas de los senos paranasales si el quiste crece demasiado.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento de un quiste maxilar depende de su sintomatología ya que, si no afecta la calidad de vida del paciente, no es necesario ningún tipo de tratamiento. Pero si existen molestias, se debe eliminar la inflamación y el agente causal. En casos menos frecuentes, la extirpación quirúrgica del quiste es el único tratamiento eficaz.

La mejor prevención consiste en evitar enfermedades nasales y respiratorias como sinusitis y recibir un tratamiento oportuno y acertado.

¿Son malignos estos quistes?

Los quistes de senos maxilares son patologías inofensivas de tipo benignas y no existe posibilidad alguna de que se conviertan en malignos. Sin embargo, se debe consultar con un profesional ya que cada caso debe ser estudiado. No requieren tratamiento, a menos que crezcan lo suficiente como para interferir con las funciones de los tejidos vecinos y la calidad de vida.

En la mayoría de los casos, estos quistes son encontrados accidentalmente en un estudio radiológico de rutina odontológica, como lo es en la radiografía panorámica. De ser así, una radiografía de senos paranasales sería una excelente herramienta para completar el diagnóstico.

Desafortunadamente, no hay forma de prevenir la aparición de un quiste de seno maxilar. La mejor prevención consiste en evitar enfermedades nasales y respiratorias como sinusitis y recibir un tratamiento oportuno y acertado.

Dra. Andrea Suárez Sanquiz
Master en Ortodoncia y Ortopedia Maxilar

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Deja un comentario

Nombre*

Correo electrónico* (jamás publicado)

Web